Una fan con mucha clase

 

donacion maria ana tapia sasot - interior

Días atrás recibimos la visita de María Ana Tapia Sasot, una seguidora de Landrú muy especial, que disfruta de su humor desde que era chica. Conocedora del trabajo de Fundación Landrú de digitalización, documentación y difusión de la obra de Juan Carlos Colombres, Ana se contactó con nosotros para acercarnos su colección personal, entre la que se encontraba el libro Los trabalenguas y ejemplares de revistas La Nación de 1970 y 1971 que contienen secciones ilustradas por Landrú.

 

En Fundación Landrú celebramos su contacto y su visita, ya que en las revistas que nos entregó a préstamo se publicaba la sección “Las clases magistrales de Landrú”. Este preciado y divertido material ya está en proceso de digitalización, lo que nos permitirá seguir ampliando y completando el catálogo con la obra de Landrú.

 

Ana es una fan de Landrú con mucha clase. No sólo porque sabe apreciar el humor de Landrú y porque en su colección personal atesora “Las clases magistrales” publicadas en las revistas La Nación, sino que da clases de historia del arte en la Universidad del Salvador.

 

Diseñadora gráfica y licenciada en artes visuales, su familia le regaló, para su cumpleaños número 40, el libro Landrú! El que no se ríe es un maleducado. Es que desde que era chica Landrú ya formaba parte de su vida, con los ejemplares de la revista Tía Vicenta que su papá compraba a fines de los años 70 y con el libro Gente paqueta, con el que se reía mucho.
Gracias, Ana, por compartir con nosotros tu colección personal.