Landrú: un éxito en la Biblioteca Nacional

 

Con bombos y platillos. Con corte de cinta. Con personalidades importantes. Con filas de público para poder entrar. Con todo eso y mucho buen humor, este martes 13 se inauguró la muestra “Breve historia universal de Landrú” en la Biblioteca Nacional.

Ezequiel Martínez, director general de Cultura de la Biblioteca; José María Gutiérrez, curador  de la muestra; Gonzalo Colombres, director ejecutivo de Fundación Landrú y el dibujante Pablo Fayó inauguraron la muestra con sus palabras de homenaje y divertidos recuerdos sobre Landrú.

Luego del esperado e infaltable corte de cinta, el buen clima, las anécdotas, los encuentros, los chistes y la música se apoderaron de la Biblioteca. Pablo Fayó se lució cantando el tango “Soy mersa y qué”, junto a un bandoneonista y un guitarrista. Los asistentes, que hacían rebosar las dos salas, deambulaban admirando la exhibición, conversando y acercándose al stand con productos Landrú, en donde además se podía participar de un sorteo por un libro.

Entre todos ellos, una muy especial cronista clase AA, que se hacía llamar María Belén, circulaba micrófono y celular en mano registrando todo y entrevistando a muchos. Moderna como pocos, la María Belén versión 2018 hizo una transmisión paquetísima y completísima de toda la inauguración, que se pudo ver por Facebook Live.

Así, quienes no pudieron asistir se divirtieron al igual que los presentes, como Sergio Langer, Eduardo Maicas, Esteban Podetti, Pablo Sapia, Rubén Mira, Christian Montenegro, Matías Trillo y Frank Vega. También asistieron el periodista y ex dibujante de Tía Vicenta, Julio Lagos, Julieta Colombo, sobrina de Quino, Kuki Miller, dueña de Ediciones de la Flor y la escritora Ema Wolf. A ellos se sumaron decenas de fans de Landrú, seguidores de la fundación, familiares y amigos.

Entre tantas personas, las anécdotas no se hicieron esperar. Así muchos se enteraron, gracias a Pablo Fayó, que a Landrú le gustaba la música frívola y las canciones de Calamaro. También hubo momentos emotivos, como cuando Ricardo Carreras, profesor universitario que viajó especialmente desde Río Cuarto, Córdoba, entregó a Raúl Colombres, presidente de Fundación Landrú, un dibujo del humorista gráfico Jericles y un collage del ilustrador Heraldo Mussolini, especialmente dedicados para la fundación.

Todo eso y más ocurrió, sí señores y contrariando a la mala suerte, el pasado martes 13. Es que claro, la elección de semejante fecha no fue al azar. Pues Tía Vicenta (1957), censurada en 1966 y nuevamente publicada en 1977, que innovó la sátira política y el humor argentino, aparecía todos los martes, menos aquellos que caían 13.

Con más de 80 piezas, entre viñetas, publicaciones, textos y fotografías, “Breve historia universal de Landrú” repasa las siete décadas de trabajo del humorista gráfico Juan Carlos Colombres, que falleció en 2017.  Allí se puede ver, entre otros materiales, el Génesis Novísimo (1939), un texto inédito y acompañado por ilustraciones, que Landrú escribió y dibujó en un cuaderno Avón mientras cursaba el colegio secundario y que fue el germen del universo que desarrolló más tarde en su obra profesional.

La muestra podrá ser visitada hasta el 17 de junio en las salas Leopoldo Lugones y María Elena Walsh, en la planta baja de la biblioteca, de lunes a viernes de 9 a 21 horas y los sábados y domingo de 12 a 19 horas, con entrada libre y gratuita.