A 20 años del asalto a Landrú

Imagen Asalto WEB

El 7 de octubre de 2014 se cumplieron 20 años de uno de los hechos más desafortunados en la vida de Landrú, el día en que fue víctima de un asalto, junto a su mujer y su hija, y en el que recibió un tiro en su mano derecha, su herramienta de trabajo.

El asalto a Landrú ocurrió durante la madrugada del 7 de octubre de 1994, en en su domicilio de la calle Marcelo T. de Alvear y Maipú, frente a la plaza San Martín. El delincuente ingresó en el departamento y  roció a Landrú con gas paralizante, mientras él estaba dibujando, lo que lo encegueció durante varios minutos. Luego el ladrón se dirigió a una de las habitaciones, donde su mujer Margarita estaba durmiendo y le exigió que le entregara dinero y objetos de valor. Ella se resistió y  le pegó al asaltante con un perchero en la cabeza, lo que enfureció al ladrón, quien sacó un arma y disparó dos tiros, uno que dio en un mueble y otro en la mano de Landrú, alojándose entre dos dedos de su mano derecha.

Como consecuencia del disparo, Landrú fue operado en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires, por los doctores Olazábal y Mamanna, a quienes él estará eternamente agradecido, por salvarle la mano y permitirle poder volver a dibujar.

A pesar del mal momento vivido, luego de la intervención, Landrú se tomó con humor el hecho y declaró “Espero que esto no haya sido un complot de de Caloi o Basurto para evitar que dibuje”.

Con el correr de los días la policía descubrió que la empleada doméstica de la casa de Landrú, quien trabajaba con ellos hacía varios años, había aportado la información al delincuente para entrar a robar.

Por suerte Landrú, luego de ese desgraciado suceso y varios meses de recuperación, logró volver a dibujar. Esto nos permitió seguir disfrutando de su obra durante muchos años más.