Señor Porcel

3.Sr.Porcel

Aunque Landrú tomo rasgos de su propio padre en el momento de crear al Señor Porcel, el mayor inspirador fue un jefe del dibujante, un tal Filomeno Porcel. Era un hombre que hallaba placer en discutir de mala fe. “Recuerdo que un día (ya tenía cuatro años el personaje), me lo encontré en el subte, entre un mar de gente. Lo ví gesticulando nerviosamente. Como no podía llegarse hasta donde yo estaba me gritó airado: ¡A usted lo quería encontrar! Claro, aproveché la primera parada del subte y me largué. Tiempo después, me habló por teléfono el hijo, y curiosamente, ya no para expresarme disgusto alguno, sino para agradecerme la fama que, con motivo de la historieta había adquirido su padre.” relata Landrú.