¡Un archivo muy profesional!

A fines de 2018 Fundación Landrú recibió un aporte del Banco Galicia para la compra de materiales de archivo. Luego de la alegría inicial, pusimos manos a la obra o, mejor dicho, a los archivos. Así, en enero, primero se contactó a diferentes proveedores y luego, tras evaluar diversos presupuestos, se concretó la compra de insumos y herramientas imprescindibles para organizar adecuadamente el archivo físico de Fundación Landrú.

Espiando el archivo

Una planera para guardar pósteres, afiches y publicaciones de gran tamaño; bobinas de papel Fraft para interfoliar los materiales; pliegos de papel Pemart, libres de ácidos; folios; pinceletas para retirar polvo de libros y revistas; guantes de látex y otros insumos esenciales más figuran en la larga lista de recursos adquiridos.

Con todos ellos, el trabajo de investigar, documentar, digitalizar y preservar es más eficiente. Los materiales no se dañan al ser manipulados y se conservan en mejores condiciones por mucho más tiempo.

Del papel a lo digital

El archivo físico de Fundación Landrú, que nació tras una idea del mismo Landrú, ese que hoy estamos cuidando y mejorando con el aporte del Banco Galicia, es el alma de la fundación. Está en constante desarrollo, pues cada revista, chiste, foto o texto que encontramos es inmediatamente catalogado e incorporado con la meta de conservar la obra de Landrú como patrimonio cultural.

Sin embargo, no está solo ni es el único archivo. Tiene su espejo: Landrú Data, el archivo digital. Más nuevo y más tecnológico, Landrú Data está comenzando a albergar, de a poco, las versiones digitales de todos esos materiales. Luego de ser digitalizados en un escáner, los chistes, cartas, revistas, fotos y demás son ingresados a Landrú Data, que cuenta con un software especialmente diseñado para catalogarlos de acuerdo a distintos criterios y categorías. Esta nueva herramienta digital facilita la búsqueda diaria de material sobre la obra de Landrú que luego es difundida a través de los distintos canales con los que cuenta Fundación Landrú.