Lucas Ranieri, un fan fuera de serie

Lucas Ranieri es uno de los fans de Landrú más queridos en la fundación, ya que a principios del 2015 fue uno de los primeros en donarnos material de Landrú que había juntado, clasificado y guardado durante su infancia. La semana pasada vino a visitarnos por segunda vez y le entregó personalmente a Raúl Colombres, hijo de Landrú y presidente de la fundación, más documentos que conservaba en su casa para que sean incluidos en el archivo de Fundación Landrú. 

Lucas vive en Morón y trabaja en Vialidad Nacional. Además es chef y tiene junto a su esposa y sus tres hijos, un pequeño emprendimiento de impresión digital para estampar remeras, tazas y otros objetos.

Es un gran lector y coleccionista de libros. Entre el material que donó a la fundación hay 12 libros de su colección personal, ilustrados y escritos por Landrú, que fue adquiriendo de a poco. Entre ellos están “Landrú por Landrú”, “La historia de Tía Vicenta”, “La razón de mi tía”, que recopila muchísimos chistes de Landrú publicados en diferentes medios, y otros libros con ilustraciones de Landrú para distintos autores.

También donó unos fascículos ilustrados por Landrú, editados por Página 12 y Clarín, una revista de La Nación en donde se ve a Landrú junto a Nik en la tapa, algunos recortes de diarios, una foto del restorán Tía Vicenta ubicado en Rosario y un mate de cerámica con personajes de Landrú que él mismo diseñó e imprimió digitalmente.

Muchas gracias, Lucas, por confiar en el trabajo que hacemos en Fundación Landrú para preservar y difundir la obra de este genial dibujante. Tu aporte es muy importante y generoso para nosotros.