11_gato

¡Argentina, campeón mundial!

Por Fundación Landrú • Ilustraciones: Landrú

22 de diciembre de 2022

Nunca se creyeron favoritos, pero siempre se sintieron ganadores. Los criticaron de maneras impensadas, pero ellos callaron y mantuvieron la humildad. Se codearon con la tragedia deportiva, pero no bajaron los brazos. Siendo menos, fueron por más. Y siendo más, fueron por más todavía. 

Ángeles comentando sobre la copa del mundo de fútbol Argentina Landrú

FELIZ DOMINGO PARA TODOS

El domingo 18 de diciembre, la selección argentina le tapó la boca a los escépticos de siempre con lo que mejor sabe hacer: jugar a la pelota. El domingo 18 de diciembre terminó un proceso que se cansó de derribar mitos de morondanga. Que Messi no canta el himno, que los jugadores están llenos de guita y no les importa la selección, que quién es el Dibu Martínez para reemplazar al arquero de Boca o River, que el equipo no contagia, que el equipo no transmite, que el equipo no convence. El domingo 18 de diciembre, esa selección se coronó Campeona del Mundo por tercera vez en su historia.

LA MIRADA DE LANDRÚ

Landrú era, además de todo lo que fue, un futbolero empedernido. Iba a la cancha, volvía sin voz por gritar los goles e ilustró con su inconfundible estilo cientos de viñetas referidas a  este deporte, y le encantaban los Mundiales. ¡Cómo hubiera sufrido en este! Como sufrimos todos, en realidad. El cachetazo de Arabia; la resurrección frente a México y Polonia; la angustia contra Australia; la batalla ante Holanda; la serenidad versus Croacia, y la épica que nos coronó ante Francia.  

Fanáticos de la selección argentina de fútbol. Por Landrú

EL FACTOR MESSI

En Argentina no es fácil ser ídolo. Aunque de a poco lo vamos desterrando, existe un triunfalismo mezquino en el que los segundos puestos no sirven. ¡Si lo sabrán Carlos Reutemann o Gabriela Sabatini! Y Lionel Messi, que tuvo que abrirse paso a pura gambeta frente al recuerdo de Diego Maradona, no fue la excepción. ¡Hasta nos dimos el lujo de llamarlo “pecho frío” y obligarlo a renunciar a la selección! En Qatar, seguramente, vimos la mejor versión de un jugador extraordinario. Un hombre que se plantó cuando se tenía que plantar y un profesional que respondió con sonrisas y fútbol a las críticas. En este sentido, es interesante escuchar la columna “Messi y su valija” de Hernán Casciari en el ciclo radial Perros de la calle.

PAÍS GENEROSO

Cada vez que ocurre algo malo en una cancha, se escucha que “el fútbol es un reflejo de nuestra sociedad”. Afortunadamente, hoy esa frase no corre. Porque en una sociedad dividida y pendenciera, el fútbol fue la variante más equilibrada y racional. La antítesis de nuestro país. La selección fue un equipo. No hubo Boca o River, capital o interior, rubios o morochos… Ojalá hoy nuestra sociedad fuera un reflejo de esta selección de fútbol campeona del mundo.