11_gato

Se escribe Juan Carlos Colombres, pero se pronuncia Landrú (II)

Por Norah Cooke

17 de marzo de 2022

En esta segunda parte de la entrevista de Norah Cooke al dibujante Juan Carlos Colombres, Landrú nos cuenta sobre sus comienzos en el humor gráfico y los inicios de Tía Vicenta. Imperdible.

foto de Landrú, Juan Carlos Colombres, dibujante y humorista gráfico.

¿Cuáles fueron las circunstancias que lo llevaron a hacer del humor su profesión? 

“Yo siempre tuve la inclinación, pero lo hacía como aficionado, sin intenciones de ganar dinero. Tanto es así que me llamó la atención que después de publicar un mes en ‘Don Fulgencio’ me llamaran para pagarme, y que sucediera lo mismo en ‘Cascabel’. No sirvo para pedir plata, cuando quiero pedir un aumento no me sale la voz. 

En ese momento yo trabajaba en Aeronáutica y dibujaba, también estudiaba arquitectura, pero abandoné en segundo año, al darme cuenta de que todas las casas estaban hechas. Después comencé a trabajar en Tribunales, pero me quisieron obligar a afiliarme a un partido político, así que pedí licencia por cuatro meses, y en ese período fui a todas las redacciones. Llegué a colaborar en trece revistas simultáneamente, entre ellas ‘Rico Tipo’, ‘El Hogar’, ‘Mundo Argentino’, ‘Pobre Diablo’. Algunas eran semanales, otras mensuales, otras bimensuales, y con eso ganaba más de lo que me pagaban en Tribunales, institución a la que renuncié. Esto debe haber sido en el año 1953, a partir del cual me dediqué de lleno al humorismo, al periodismo.” 

Antes de llevar esos chistes a “Don Fulgencio”, ¿cómo era su vida? 

“Era el estudiante, tendría veinte años. Escribía, dibujaba y mi hobby era coleccionar fotografías antiguas, con las que hacía canciones, y que después me sirvieron para la revista ‘Tía Vicenta’, que no tenía fotógrafo. 

Utilizaba por ejemplo la letra del tango que dice: Yo sé que es mentira todo lo que estás diciendo, y ponía la foto de un político hablando o diciendo un discurso. Llegué a tener unas diez mil fotos clasificadas en ‘señoras gordas’, ‘señores con barba’, ‘autos viejos’. Además, al verlas los lectores que tenían algunas fotos viejas en su casa, me las mandaban.” 

¿Cuál fue su primer chiste publicado? 

“Un hombre le decía a una mujer: Matilde, te amo. Ella respondía: Yo también, y él exclamaba: Caramba, las cosas empiezan a complicarse. En esa época era un chiste un poco de avanzada.” 

Alberto Broccoli y Carlos Trillo, en su libro “El humor escrito”, definen a “Tía Vicenta” como la mejor revista de humor que se haya producido en Argentina”. A usted, ¿qué satisfacciones le produjo? 

“Con la Revolución Libertadora se originó un destape, porque antes estaba prohibido el humor político. Entonces le propuse a Divito sacar dentro de ‘Rico Tipo’ un suplemento de humor político, y no aceptó. Les propuse a Oski y a César Bruto sacar juntos una revista (yo tenía un capitalista), y ellos tampoco quisieron, por lo que me largué solo. Fundé el semanario político ‘Tía Vicenta’. Era 1957. 

Quise hacer una revista disparatada, sin secciones fijas, en que cada número fuera una sorpresa. Nadie era dueño de su página, era redacción abierta, cualquier escritor o dibujante de cualquier tendencia política era aceptado, mientras no hiciera nada insultante y siguiera la línea de la revista. Muchísimos empezaron a colaborar en ‘Tía Vicenta’, entre ellos Caloi, Broccoli, Faruk, Garaycochea, Liotta, Copi, Quino, Irañeta. Y muchos escritores como Jordán de la Cazuela, Aldo Cammarota y otros serios como el caso de Dalmiro Sáenz, de Ignacio Anzoátegui, que era un juez muy conocido, poeta, escritor y también humorista, y del crítico, Jaime Potenze. Dalmiro Sáenz firmaba ‘3 14 16’, el periodista de televisión Maidana ‘Chacato’, también colaboraron César Bruto y González Oliva. Por ‘Tía Vicenta’ pasaron casi todos los humoristas.” 

¿Qué chiste apareció en la primera tapa de ‘Tía Vicenta’? 

“Mostraba una cola de generales, y el último en llegar preguntaba al penúltimo: ¿Esta es la cola para golpes de estado? Porque en ese momento se hablaba mucho de posibles revoluciones.” 

Ir a Parte 1 ←⎮→ Parte 3